Sin duda alguna lo peor que tiene Django es que no garantiza la estabilidad de la API al menos hasta la versión 1.0. Esto hace que en muchos casos estes trabajando con varios proyectos que tienen diferentes versiones de Django. Mantenerlos todos en el trunk sería imposible, mientras que el trunk ofrece mejoras muy importantes con respecto a la versión estable, por lo que los proyectos nuevos suelen comenzarse con la versión en el repositorio en un momento dado.

Para gestionar esta diversidad una buena idea puede ser comprimir esa versión e introducirla dentro del sistema de control de versiones que se utilice en el proyecto. Lo suyo sería disponer de un lugar dentro del home (por ejemplo) con todas las versiones descomprimidas; y a la hora de comenzar a trabajar en un proyecto concreto exportar la variable PYTHONPATH de manera que se anteponga esa instalación de Django al resto de librerías.


$ export PYTHONPATH=/home/esauro/Django-0.95:$PYTHONPATH

Incluso cabría la posibilidad de incluir un fichero bash del que se haga source en cada proyecto, de manera que no tienes la necesidad de recordar con qué versión de Django se está trabajando en cada proyecto.

Anuncios