Existen una gran variedad de métodos que permiten ejecutar de un modo u otro un sistema operativo dentro de otro. En el pasado he utilizado algunos de ellos como qemu o VMware; pero desde hace unos meses he estado haciendo pruebas con xen. Probablemente xen sea una de las mejores opción para servidores; pero en mi caso lo que realmente quiero es ejecutar algún software específico que no se encuentra disponible en Linux de manera esporádica (particularmente DPP de Canon); por lo que xen no es la mejor opción. Por un lado el proceso de instalación de un sistema operativo Windows no es nada sencillo; se dice que Chuck Norris consiguió hacerlo en xen, pero el resto de los mortales utilizamos para ello qemu y luego corremos esa imágen con xen; por otro lado las interfaces gráficas disponibles no son demasiado cómodas; la interfaz sdl es muy lenta mientras que la interfaz vnc sufre ciertos retrasos.

En este sentido me he animado a probar VirtualBox (animado por Alberto). La verdad es que la gestión es realmente cómoda. La instalación de nuevos sistemas operativos es sencilla. La interfaz gráfica es rápida. Además viene con un sistema de nat algo raro y justo out-of-the-box. Es raro ya que todas las imágenes reciben la misma ip, pero se puede utilizar interfaces tap (aún no lo he hecho pero tiempo al tiempo). Además existe un CD que dispone de los drivers tanto para Windows, Linux y OS/2 (no estoy seguro de que lo haya para otros), lo cual favorece aun más la integración. También es destacable la incorporación de directorios compartidos de serie.

En definitiva pienso que VirtualBox (OSE) es el sistema ideal para aquellos que quieren probar alguna cosas concreta. Por ponerle alguna pega sólo decir que al separar los ficheros de los discos duros y las configuraciones de la máquina se hace un poco oscuro migrar una máquina virtual de una máquina física a otra.

Anuncios