Cuando estudiaba Programación en primero de carrera uno de los profesores solía hablar sobre el lema del beso. En aquel momento las cosas que tenía que programar eran muy sencillas y además mis conocimientos eran muy pocos así que no presté demasiada atención. Pasaron los años en el dichoso lema del beso cada vez tenía más sentido para mi. No únicamente en cuanto a desarrollo, sino como una filosofía general. Normalmente las cosas que han sido diseñadas de manera sencilla tienden a fallar menos que las cosas que han sido diseñadas de manera menos sencilla; así que intento seguir el lema del beso en la medida de lo posible.

Yo era tan feliz con mi filosofía de vida hasta que un buen día los caminos laborales me llevaron a tener que trabajar con Oracle Internet Directory (OID). OID es la implementación de LDAP del gigante Oracle. Oracle es una compañía que se especializo en bases de datos y bien por méritos propios bien por demérito de sus adversarios se han convertido en “el estándar” en cuanto a bases de datos comerciales se refiere y eso que no es un producto barato. Desde hace algún tiempo está diversificando su mercado y ha ido sacando paulatinamente un montón de aplicaciones nuevas; entre las que está el OID.

La experiencia de utilización de OID no es agradable si has conocido con antelación otras implementaciones de LDAP como OpenLDAP. La instalación de OID es un proceso largo que no tiene nada que ver con la sencillez de OpenLDAP. Una vez instalado cuentas con un directorio que tiene una estructura base, y que contiene la configuración del mismo dentro del propio directorio. Personalmente esto me parece un error porque hace que sea más complicado modificar determinados parámetros (vease el esquema para el cual hay que utilizar ldapmodify). Ya había visto este tipo de configuraciones con anterioridad (dns y dhcp definidos dentro de un LDAP) y me parece un error. Además la interfaz de gestión (Directory Manager) es una aplicación java (standalone).

Podría parece que OpenLDAP es más sencillo porque está pensado para soportar cargas mucho menores pero esto no es cierto. Prueba de ello es que en una reciente reunión de los responsables técnicos de las universidades españolas se habló de un proyecto de roaming y de veintisiete universidades asistentes veinticinco utilizaban como soporte para ese proyecto OpenLDAP. Esto es lo que me hace pensar en el lema del beso cuando tengo que trabajar con OID.

Anuncios